Novedades

Hospital Privado Cordoba Actualidad

Cáncer en personas jóvenes adultas: ¿un aumento de casos?

Viernes 12 de Noviembre de 2021
Compartir:

En los últimos años se ha vuelto habitual atender con mayor frecuencia a pacientes “adultos jóvenes” (personas entre 20 y 39 años) con diagnóstico de tumores malignos, es decir con cáncer. Pero, ¿es real el aumento de casos en este grupo poblacional?

Para encontrar respuestas, nuestro servicio de Oncología y Hematología nos comparte información basada en dos reportes publicados en 2020 y que representan un análisis epidemiológico poblacional significativo. 

Datos obtenidos del primer reporte

El primer estudio proviene de Estados Unidos sobre un grupo poblacional muy voluminoso que incluyó adolescentes y adultos jóvenes entre 15 y 39 años. El mismo arrojó que en 2020 hubo una incidencia de 90.000 casos de tumores malignos.

El aumento principal de casos se dio en el cáncer de tiroides, cuya frecuencia ascendió un 3 % anual en el grupo de 20 a 39 años; y un 4 % en el grupo de 15 a 19 años.

La incidencia también aumentó en forma global en tumores malignos relacionados a obesidad: 3 % anual en todos los grupos etarios en cáncer renal; 3 % en grupo de 20 a 39 años en cáncer de útero y 1 % en el grupo de 20 a 39 años en cáncer colorrectal.

Con respecto a melanoma, el tipo de cáncer de piel más agresivo pero menos frecuente, se constató un descenso del 4 % al 6 % en forma anual en el grupo de 15 a 29 años, pero se mantuvo estable entre los 30 a 39 años.
Cuando se analizó la incidencia por sexo, no hubo diferencias entre 15 a 19 años.

Sin embargo, fue diferente en edades superiores. Las mujeres presentaron 30 % más de incidencia de tumores malignos en el grupo de 20 a 29 años y casi el doble en el grupo de 30 a 39 años, debido a la mayor presentación de cáncer de mama, cáncer de tiroides y melanoma.

En relación al cáncer de pulmón, en mujeres con edades cercanas a los 30 años tuvieron mayor incidencia que en varones de misma edad, a pesar de la menor prevalencia de tabaquismo en el sexo femenino.

Datos obtenidos del segundo reporte

El segundo estudio, también de Estados Unidos y publicado en 2020, evaluó los hallazgos epidemiológicos sobre tumores malignos en pacientes entre 15 a 39 años, desde 1973 a 2015.

Se registró un descenso en leucemias, linfomas y tumores del sistema nervioso central, pero un aumento en otros tipos. El porcentaje de tumores malignos aumentó un 29,6 % en este grupo entre los años 1973 y 2015.

En mujeres, se encontraron con mayor frecuencia cáncer de mama, tiroides, cuello uterino y cáncer de endometrio. En varones los más frecuentes fueron cáncer de testículo, colorrectal, melanoma y Linfoma No Hodgkin.

Para los autores de este estudio, el tumor maligno que más aumentó proporcionalmente en este lapso de tiempo y en ambos sexos fue el de riñón.

Respecto a los posibles factores responsables de este aumento, existen varias hipótesis o teorías responsables del mismo. Entre ellas el incremento en la incidencia de obesidad poblacional en gente joven; cambios en la dieta con aumento del consumo de productos procesados, grasas, y menos vegetales; aumento de infecciones por virus HPV; exposición elevada a radiaciones UV, tanto de fuente solar como artificial (camas solares), entre otros. 

Si bien esta evidencia no corresponde a estadísticas en Argentina, es presumible que situaciones similares se den progresivamente en todo el planeta.

En relación al tema, el doctor Carlos Brocca, médico oncólogo clínico de nuestra institución, comenta:

Es importante analizar esta problemática de salud pública dado que, seguramente, se convertirá en unos de los principales desafíos sanitarios en años venideros. 

“Si buscamos una respuesta final, diríamos que la incidencia de tumores malignos en la población joven adulta parece ir en aumento progresivo. Posiblemente a futuro cambie el concepto sobre la incidencia de varias neoplasias malignas que hasta la fecha han sido patrimonio de grupos etarios mayores, pero que en próximos años serán vistos con mayor frecuencia en gente joven”, agrega el doctor Brocca.

¿Es posible reducir el impacto del cáncer?

Reducir el impacto de esta afección es posible con la detección temprana y hábitos de vida saludables.

Si bien no todos los tipos de cáncer se pueden prevenir, al menos es posible hacerlo en un tercio de ellos. Chequeos preventivos, controles de rutina, mamografías y consultas con un médico, se recomiendan por lo menos una vez al año para evaluar el estado de salud del paciente y facilitar un diagnóstico a tiempo.

Sumado a lo anterior, dejar de fumar es una de las mejores opciones para reducir el riesgo: el tabaco está relacionado con el 71% de las muertes por cáncer de pulmón y con al menos 15 tipos de tumores. También es beneficioso reducir el consumo de alcohol, hacer actividad física, cuidarnos de los rayos ultravioletas del sol y completar los carnés de vacunación.

Fuente
Dr. Carlos Brocca - Servicio de Oncología y Hematología - Hospital Privado Universitario de Córdoba
Fuentes consultadas
Miller K, et al. Cancer Statistics for Adolescents and Young Adults, 2020, CA CANCER J CLIN 2020; 70:443–459.
Scott A, et al. Oncology Trends in Cancer Incidence in US Adolescents and Young Adults, JAMA Network Open, 1973-2015. Dec 1 2020.

Otras notas

Hospital Privado Cordoba Efemérides

Cada gota cuenta: Día Mundial del Donante de Sangre  

Leer más
Hospital Privado Cordoba Institucional

Programa de Disección Cadavérica: un espacio de práctica y aprendizaje para cirugías seguras

Leer más
Hospital Privado Cordoba Efemérides

Día Mundial Sin Tabaco

Leer más

Recibir Newsletter

Ingresa tus datos para recibir las últimas novedades de Hospital Privado.