Novedades

Hospital Privado Cordoba Vacunas

Vacunate, ¡no corras riesgos evitables!

Martes 29 de Octubre de 2019

En el marco del Programa de Vacunación de Adultos, nuestro servicio de Enfermedades Infecciosas recomienda vacunarse contra las siguientes enfermedades:

  • Herpes Zóster (Culebrilla).
  • Tétanos y Difteria.
  • Meningococo.

Herpes Zóster

El herpes zóster es una infección viral que produce erupción cutánea dolorosa acompañada, a menudo, de ampollas. 

¿Cuáles son sus síntomas y consecuencias?

Por lo general, la erupción de la culebrilla aparece en un lado de la cara o del cuerpo y dura de 2 a 4 semanas. Su síntoma principal es dolor, que puede ser bastante intenso. Otros síntomas de la culebrilla pueden incluir:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Escalofríos.
  • Malestar estomacal.

Con menos frecuencia, puede producir:

  • Neumonía.
  • Problemas de audición.
  • Ceguera.
  • Inflamación cerebral (encefalitis).
  • Incluso muerte.

¿En qué casos no está indicada la vacuna contra la culebrilla?

  • Si alguna vez ha tenido una reacción alérgica severa.
  • Si es un paciente con alteración del sistema inmunitario, como HIV/SIDA, enfermedad oncológica, uso de corticoides, etcétera.
  • Si está embarazada o podría estar embarazada.
  • Si tiene una enfermedad aguda moderada o severa, esto incluye a cualquier persona con una temperatura de 38.5 °C o superior.

¿Qué adultos deben aplicarse la vacuna?

Se recomienda una dosis única de la vacuna contra la culebrilla para los adultos a partir de los 50 años o mayores.

¿Cada cuánto se aplica la vacuna?

Es una dosis única.

Tétanos y Difteria

¿Qué es el Tétanos?

La bacteria del tétanos produce una toxina que causa espasmos musculares fuertes y dolorosos, incluyendo los músculos de la mandíbula. El tétanos es frecuentemente denominado “trismo” y a veces puede ser mortal, ya que los espasmos musculares de la garganta pueden bloquear la tráquea y provocar la muerte instantánea por asfixia. La toxina del Tétanos también puede causar daños graves y permanentes al corazón.

Aproximadamente 3 de cada 10 personas que contraen el tétanos mueren a causa de esta enfermedad.

¿Qué es la Difteria?

La difteria es provocada por una bacteria que generalmente afecta a niños y adolescentes. Sin embargo, algunos brotes recientes en otros países han tenido lugar principalmente en los adultos debido que la inmunidad disminuye a medida que las personas envejecen.

La bacteria produce la formación de una gruesa membrana en la parte posterior de la garganta que hace difícil tragar y respirar. Además, la bacteria genera una toxina que puede invadir el corazón, los riñones y el sistema nervioso.

En niños menores de 5 años y adultos mayores de 40, una de cada cinco personas infectadas con difteria muere por asfixia, insuficiencia cardíaca o parálisis.

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

Mediante la vacuna doble bacteriana. El esquema de vacunación comprende 3 dosis y luego un refuerzo cada 10 años para mantener la inmunidad.

Adultos que desconocen sus antecedentes de vacunación:

  • 1era dosis
  • 2da dosis: a los 30 días de la primera dosis
  • Refuerzo de dosis: a los 6 meses de la primera dosis

¿Quiénes deben vacunarse?

Esta vacuna se indica a toda la población que no la tenga. Por lo que es gratuita y no necesita orden para su colocación. 

¿Cuándo no está indicada la vacuna?

  • Si alguna vez tuvo una reacción alérgica que representa un riesgo para la vida después de haber recibido una dosis de alguna vacuna que contenga tétanos, difteria o tos ferina, o si tiene una alergia severa a cualquier componente de esta vacuna.
  • Si estuvo en estado de coma o tuvo convulsiones largas múltiples después de 7 días de haber recibido una dosis infantil de DTP o DTaP.

Meningococo

¿Qué es la enfermedad meningocócica?

La enfermedad meningocócica se refiere a cualquier enfermedad causada por la bacteria llamada Neisseria meningitidis, también conocida como meningococo. Estas enfermedades a menudo son graves y pueden ser mortales. Incluyen infecciones del revestimiento del cerebro y la médula espinal (meningitis) e infecciones del torrente sanguíneo (bacteriemia o septicemia).

Cualquier persona puede contraerla, pero es más común en los niños menores de 1 año y en personas de entre 16 y 21 años. Los niños con determinadas afecciones médicas, como la falta del bazo, corren un riesgo mayor de contraer la enfermedad meningocócica. Los estudiantes universitarios de primer año que viven en residencias estudiantiles también corren un riesgo mayor.

¿Cuáles son las vacunas contra el meningococo?

  • Tetravalentes conjugadas, para su administración a lactantes, niños, adolescentes y adultos: 
    • Antimeningocócica A, C, Y, W conjugada con CRM197, mutante no tóxico de la toxina diftérica (Menveo®).
    • Antimeningocócica A, C, Y, W conjugada con toxoide diftérico (Menactra®).
    • Recombinate (MenB-4C) para la prevención contra la meningitis y la enfermedad invasiva por el meningococo B. 

¿En qué casos no está indicada la vacuna?

Si la persona tiene al momento de vacunarse una enfermedad moderada o severa, o posee antecedente de reacción alérgica grave a la vacuna o a alguno de sus componentes.

¿Qué adultos deben aplicarse la vacuna?

  • Los estudiantes universitarios de primer año que vivan en residencias estudiantiles.
  • El personal de laboratorio que esté habitualmente expuesto a la bacteria meningocócica.
  • Los reclutas militares.
  • Cualquier persona que viaje o viva en alguna parte del mundo donde la enfermedad meningocócica sea común, como en algunas partes de África.
  • Cualquier persona que tenga daños en el bazo o a la que se le haya extirpado el bazo.
  • Cualquier persona que tenga deficiencia persistente de factores del complemento (un trastorno del sistema inmunitario).
  • Las personas que pudieran haber estado expuestas a la meningitis durante un brote.
Conocé los horarios de nuestros vacunatorios AQUÍ
Para mayor información: Servicio de Enfermedades Infecciosas - Dr. Juan Pablo Caeiro – Dra. María Isabel Garzón | [email protected]